Ética y responsabilidad social en la empresa y el directivo ¡Alineación Total!

Ética y responsabilidad social en la empresa y el directivo ¡Alineación Total! La mayoría de las empresas y sus directivos/socios se enfocan en tener un excelente producto con precios competitivos, ambiciosos planes estratégicos, una imagen basada en distintivos o certificaciones, miles de seguidores en redes sociales y presupuestos claros, ¿Crees que este mal?, por supuesto que no, pero desde la óptica de sostenibilidad empresarial ya no es suficiente.

Hoy día muchas empresas padecen una “rara enfermedad” en donde aparentemente se ven bien por fuera, pero en su interior sufren los síntomas de una alta rotación de personal, altibajos en ventas, desajustes de inventario, deficiencias operacionales, conflictos de poder entre sus directivos, empleados amedrentados, despidos injustificados y “misteriosas situaciones” en las que nadie parece ser responsable de los problemas, sin embargo “pagan justos por pecadores” o siempre hay alguien a quien “cargarle el muerto”

Cuando se habla de ética, significa hablar de la moral, y esta a su vez define al conjunto de normas y principios que caracterizan el ser humano. La organización en toda empresa, como en una familia, emana de la dirección general y de los fundadores de la misma; ellos son quienes tienen la responsabilidad de inspirar y establecer un compromiso con quienes los rodean; empleados, mercado, distribuidores, competencia, gobierno y sociedad en general.

He aquí donde los valores humanos, cívicos, morales, éticos, culturales y universales juegan un factor crucial. ¿Cuándo fue la última vez que acudiste a un curso de valores? ¿Has llevado a cabo uno al interior de tu organización? ¿Dedicas el tiempo necesario para fomentar la aplicación de los valores organizacionales? ¿Predicas con el ejemplo por convicción u obligación? ¿Tienes una estrategia de negocio a largo plazo?

Si nuestra empresa esta desalineada con su entorno, si ignoramos las verdaderas necesidades de los clientes, la opinión del empleado, las restricciones públicas (urbanas, ecológicas y de seguridad), las tendencias sociales y otras fuerzas ambientales, tarde o temprano tendremos resultados negativos; baja en las ventas, problemas legales, imagen negativa, baja productividad, empleados desmotivados… y muchos dolores de cabeza.

Todavía muchos empresarios, propietarios y herederos, con el afán de que siga fluyendo “normalmente” la operación y rentabilidad del negocio, basada en dar poder a su gente de confianza, no se preocupan por evaluar la Inteligencia Emocional de sus directivos o Gerentes, actualizar y transmitir la filosofía organizacional, medir y dar seguimiento efectivo a la satisfacción de clientes internos y externos, quedando sus empresas rezagadas de una visión sostenible del negocio, al margen de procesos de innovación, mejora continua o buenas prácticas para la retención y atracción de talento.

Una alta dosis de paciencia, disciplina, convicción, y saber comunicar buenos hábitos éticos para desarrollar la integridad profesional del conjunto de los miembros de la organización es el reto de hoy, mañana es tarde. Empresario, directivo, emprendedor, es importante que se permita realizar revisiones éticas sobre su forma de trabajar, hacer lo que debe y tiene que hacer.

Promueve esta actividad entre todos sus empleados, colaboradores, seguidores y vera todo esto traducido en buenas y sanas ganancias sin “pasar por encima” de quien sea. Tome el tiempo de analizar lo que realmente es importante. Medite las consecuencias e implicaciones de cada movimiento, como el ajedrez. Siempre es oportuno contar con Expertos de tu lado, date el lujo de ser una empresa ética con ExperThree, tu opción hoy para generar nuevas estrategias en negocio y oportunidades de mercado. Ética y responsabilidad social en la empresa y el directivo ¡Alineación Total!

Etica y Responsabilidad Social

Contáctanos