La externalización del servicio de Alimentos y Bebidas en Tulum: Industria de la Hospitalidad

El servicio de alimentos y bebidas es pieza clave en la operación de un establecimiento hotelero, al grado de que en ocasiones esta fuente genera más ingresos que los provenientes de la renta de habitaciones. Lógicamente, para que suceda lo anterior, los restaurantes y/o los bares de un hotel deben tener un funcionamiento óptimo y ofrecer la mejor calidad de servicio en lo que se refiere a la preparación de alimentos y bebidas, a la variedad de los menús, el trato que se da a los clientes y, por supuesto, la higiene.

La externalización de los servicios de Alimentos y Bebidas en Tulúm (outsourcing de AA&BB) es una tendencia que se ha implantado en esta zona gracias al éxito con que funciona a nivel mundial. Dentro de la Industria de la Hospitalidad hay empresas que, en la búsqueda de mejorar su productividad, delegan las actividades que no hacen parte de su know how con el fin de reducir costos y maximizar beneficios. México, ante este escenario no se queda atrás, aunque todavía existe un gran número de compañías de diversos giros que auto gestionan la alimentación para sus clientes o empleados, el mercado se ha ido ampliando paulatinamente.

Tal es el caso de las empresas de abastecimiento de alimentos y bebidas (Catering) que se han orientado mayoritariamente a un modelo de negocio relacionado con la organización de eventos. Estas empresas no solo se encargan de la preparación de alimentos, sino también de la decoración en general, de la disposición de las mesas, iluminación, etc. Existen otras empresas que desarrollan conceptos gastronómicos bajo requisitos particulares de sus clientes o una amplia variedad culinaria en serie.

Las empresas socialmente responsables basan su operación en el uso productos de alta calidad, recurren a proveedores locales para la compra de productos, garantizando la frescura y cumpliendo con su estrategia de sostenibilidad. Por consiguiente, la preparación de la comida y las bebidas pueden tener el mismo o mayor nivel de creatividad o pasión que prepararlos “en casa”, y también cumplen con altos estándares de higiene, aunado a un servicio atento.

Las experiencias gastronómicas de los clientes y empleados, durante sus estancias y jornadas, en los restaurantes y comedores, son muy importantes para incrementar la satisfacción del consumidor y el posicionamiento de la marca. Uno de los errores más frecuentes en la Industria de la Hospitalidad es que se descuida o no se da la importancia a la calidad, variedad y presentación de los alimentos y bebidas se ofrecen a los empleados, la cual dista mucho de la imagen de marca, afectando los indicadores de clima organizacional.

En fin, la externalización del servicio de alimentos y bebidas tiene un sentido estratégico para cualquier tipo de empresa de la Industria de la Hospitalidad, pero la verdadera necesidad puede aparecer más en las PyMES, ya que carecen de los medios de los que disponen las grandes, que suelen tener departamentos internos que cubren todas las áreas de gestión y actividad de sus hoteles.

Sin embargo, a largo plazo los beneficios son interesantes para pequeños o grandes porque el objetivo no es otro que permitir que la empresa hotelera pueda dedicarse a aquello que mejor la caracteriza, centrando su energía en los aspectos fundamentales de la hospitalidad.

Contáctanos